domingo, 31 de agosto de 2014

 
 
Mientras nos sintamos fuertes, saludables, tanto económicamente como físicamente, la necesidad de alguien exterior y también de Dios nos pasa inadvertida, En ese camino de suficiencia y sin carencias o necesidades que nos interpelen y nos pongan en la necesidad o el peligro, Dios nos sobra.

Por eso, Jesús, nos aclara que Él ha venido para salvar al pobre, al enfermo y al necesitado. Mientras tú no estés entre estos, la salvación de Jesús no llegará ni pasará por ti.

Necesitarás experimentar la pobreza y la enfermedad para pedir el auxilio del Señor y acogerte a su Salvación.

sábado, 30 de agosto de 2014



Difícilmente entendemos que haya que perder para ganar. En asuntos de negocios podemos llegar a entenderlos porque nuestra mente, apegada a lo material, es capaz de, aparentemente, perder para luego sacar provecho y ganar. 

Sin embargo, lo que nos propone Jesús es la renuncia a ganar en este mundo, poniendo todo nuestro esfuerzo en servir y compartir, para ganar en el verdadero. Dar nuestra vida presente para ganar la vida futura es la apuesta del amor.

Y esa es la apuesta que Jesús nos propone. Apuesta que Él ha cumplido a la perfección entregando su propia vida por amor para la salvación de todos los hombres.

viernes, 29 de agosto de 2014

TALENTOS Y SERVICIOS





Sucede que tienes capacidad para muchas cosas, pero no has descubierto que debes ponerlas al servicio de los más necesitados. Son talentos recibidos que otros, incluso queriendo, no pueden realizarlos o no están capacitados para ello.

En el aérea deportiva o intelectual se aprecian de forma más elocuente y nítida. Son talentos que se te han dado para que los administres para y en el bien común. Dependerá de ti que otros puedan recibir, por medio de tu generosidad y amor, lo que necesitan para vivir dignamente.

Eso te dará la oportunidad de compartir, y, por supuesto, de amar. Así vivirás el mandamiento nuevo que Jesús nos ha mandado, y te ganarás un lugar en el Cielo.

jueves, 28 de agosto de 2014



Mi palabra queda desacreditada cuando se distancia de la Tuya, Señor, porque sólo la Tuya es Palabra de Vida Eterna. Vivir en tu Palabra es la máxima aspiración del hombre, porque Ella da plenitud a la verdad y la justicia que el hombre busca.

Danos Señor la sabiduría de saber encontrarte, porque sólo en Ti seremos capaces de encontrarnos y encontrar la Verdad que buscamos.

Por eso salimos al encuentro de tu Palabra. Palabra que Tú nos regala desde el principio, porque eres Tú, Dios mío, quién me buscas primero.

miércoles, 27 de agosto de 2014



Por propia naturaleza vamos siempre preparando el futuro inmediato. Al acabar el día pensamos sobre las responsabilidades del día siguiente y las preparamos al respecto. No cabe duda que en la medida que las preparemos y reflexionemos, las cosas nos saldrán mejor.

No nos gusta que nos sorprendan sin estar preparado, o distraídos en otros menesteres. Porque de esa forma podemos fracasar o no responder de forma adecuada. Pero, ¿qué pasará en la última hora de nuestra vida? ¿Estoy preparado para que no me coja desprevenido?

Sería muy importante gastar un tiempo diario a preparar ese último momento tan importante de nuestra vida, porque después ya no tenemos más oportunidad. Y tal como nos cojan, así quedará la cosa.

martes, 26 de agosto de 2014



Nuestra esperanza se fundamenta en Jesús. Pero no porque nos parezca o nos hayan convencido, sino porque hay verdaderas y fundamentadas razones para hacerlo. En Jesús todo lo profetizado se cumple y la última palabra, su Resurrección también.

Por eso, en una Persona que toda su vida está fundamentada en la Verdad, y todo lo dicho sobre Él ha tenido debido cumplimiento, hasta su Resurrección, es digno de ser creído. En Él, y de Él nos fiamos, porque su Palabra es Palabra de Vida Eterna.

Gracias Señor por transmitirnos tu Palabra fundamentada en tu Hijo Jesús, quién ha vivido siempre en la Verdad, la Justicia y el Amor verdadero manifestado a los hombres en la entrega de su propia Vida. Amén.


La piedad no significa nada si tu vida no está encarnada en esa piedad. Porque puedes rezar, pero si no vives en misericordia y amor a los demás, esos actos de piedad están desencarnados y no tienen valor delante de Dios.

Por lo tanto, no se trata de ser piadoso, sino que la piedad obedece a la necesidad de estar relacionado e injertado en el Señor para así ser capaz y poder vivir su Palabra en el mundo de cada día.

Señor, dame la Gracia de ser piadoso, porque para vencerme y amar a mis enemigos y excluidos, necesito la fortaleza, la sabiduría y la fuerza que sólo relacionándome con el Espíritu Santo puedo alcanzar.

domingo, 24 de agosto de 2014



No es bueno hablar de aquello que no haces o, por lo menos, no estás dispuesto hacer. Mejor callar, porque decir algo que tú no vives es mentir con la vida lo que dices con la palabra. Y eso trae graves consecuencias, que Jesús no ha silenciado, sino todo lo contrario, las ha denunciado.

Porque tu ejemplo puede defraudar a aquellos que se fijan en ti, o que tu testimonio y palabra influyen en su vida. Tu familia, amigos y aquellos que circulan al rededor de tu vida tendrán mucho que ver con tu manera de predicar y vivir.

Por eso, conscientes de tus debilidades y de tus pecados, abre tu corazón a la Gracia del Espíritu y déjate conducir por la sabiduría del Espíritu de Dios que sabe de tus pecados y está dispuesto a perdonarte. Porque su Misericordia es Infinita. Amén.

sábado, 23 de agosto de 2014



Me tendré que fiar porque en mi cabeza nunca podrá entrar. A menos que, por la Gracia del Espíritu de Dios, mi entendimiento se abra a la Luz y pueda ver. Por eso, Señor, necesito la fe, la fe que tampoco la puedo conseguir yo, sino suplicarte que Tú, por tu Gracia, me la concedas.

Yo sí, como Pedro, puedo disponer mi corazón, por la libertad que me has dado, a la acción de tu Espíritu, y dejar que tu Gracia y tu Sabiduría corran por mi ciega humanidad y pueda experimentar tu presencia y tu amor.

Por eso, Padre del Cielo, me pongo en tus Manos y te entrego mi corazón para que siembres tu Luz en mi pobre y limitada luz. Amén.

jueves, 21 de agosto de 2014




De nada me vale decir que amo al Señor si no lo derramo en el amor a los que tengo a mi lado y a los que más lo necesitan. Y menos creerme que hablo en verdad, porque sólo será verdad cuando ese amor que al Él proclamo lo vierto en actos concretos de amor en los más necesitados.

Entonces no necesitaré decírselo tanto, porque se nota y Él lo ve en el amor que derrama mi vida. Eso sí, tendré que estar unido a Él y en relación constante por medio de la oración, la penitencia y la Eucaristía.

Porque sólo en el Señor alcanzaré vivir ese mandamiento de amarle a Él en los hermanos.

miércoles, 20 de agosto de 2014




¡Sin lugar a duda somos herederos de un Tesoro Infinito y Eterno! Nos lo ha dicho Jesús, y sigue insistiendo cada día con mucha paciencia esperando nuestra respuesta. Sin embargo, creo que no nos hemos dado cuenta de la trascendencia de su importancia y de su valor. 

Y buscamos ese Tesoro pero por camino equivocado. Parece que nos encandila más las luces de este mundo, luces caducas, que la que nunca se apaga y nos llena plenamente de gozo y felicidad eterna.

Tenemos una herencia porque en Jesús somos hermanos e hijos adoptivos del Padre y, como hijos, coherederos de su Gloria. ¿Nos percatamos de lo que somos?

martes, 19 de agosto de 2014



El amor es amor cuando es regalado, porque de mediar algún interés se convierte en objetivo, fin o meta. El corredor corre hacia la meta con el afán de llegar el primero, pues sabe que de serlo tendrá su premio. No corre por amor sino por interés. Igual nos ocurre en la vida, hacemos un trabajo por el interés de conseguir a cambio un salario.

Sin embargo, Dios nos regala todo lo que tenemos. La vida y todo lo que la sostiene, y lo hace por amor, sólo con el interés de que la conservemos eternamente. Por eso nos llama a su Viña y nos da el trabajo con el que podamos ganar el salario de la eternidad.

No dejemos de acudir a su llamada, ni tampoco el estar atento a su invitación y a dejarnos encontrar, pues es Él quien nos busca primero.

lunes, 18 de agosto de 2014





Hay que morir, y eso significa que el camino no está en conseguir tesoros aquí abajo, sino, valiéndose de ellos atesorar otro Tesoro que se conoce con el nombre de “Amor”. Un Tesoro que consiste en darse y dar, compartiendo lo que se tiene y aliviando el sufrimiento de otros.

Porque al darte está dejándote morir a tus egoísmos para ofrecerte al bien necesario, no superfluo, de los demás. Y el premio es la Vida Eterna.

domingo, 17 de agosto de 2014



La fe no es algo material y no se puede ver. Sin embargo, su presencia se percibe en la perseverancia de permanecer en la actitud de vivir en la Palabra del Señor. Nadie puede decir que tiene fe, si esa fe no se materializa luego en los actos de su vida.

Igual ocurre con el amor. Podemos decir que amamos, pero quedamos al descubierto en la vivencia diaria de nuestros actos. Son ellos los que nos delatan o nos afirman y los que hacen visible nuestra fe y amor.

Y, sin lugar a duda, necesitamos la fuerza y la Gracia del Espíritu de Dios para llevar a cabo esa lucha de cada día, porque de intentarlo solos cometeríamos el mayor de los errores.


sábado, 16 de agosto de 2014





No es cuestión de creer o no creer. Es cuestión de fe, y la fe es fiarse de Alguien de quién me fío. Y me fío a pesar de que haya momentos de dudas, de silencios, de ausencias y de contradicción.

Me fío y me fe se sostiene ciegamente en el Señor que me sostiene y me promete el gozo y la felicidad eterna. Él mismo me lo ha revelado, y todo en Él se ha cumplido, hasta su Resurrección.

Por eso me fío y creo en su Palabra, y me esfuerzo, con la fuerza de su Espíritu en seguirle y en vivir según sus mandatos.

viernes, 15 de agosto de 2014



Cuando te sientes suficiente rechazas todo tipo de ayuda y experimentas que puedes con todo. Te sientes fuerte y crees que no necesitas nada y de nadie. Entonces, descubrir la necesidad de Dios se aleja mucho de tu corazón. En esos momentos estás más cerca del lado del Maligno que de Dios, y sin darte cuenta te sometes a su voluntad.

Experimentar la necesidad de Dios exige sentirte pobre y necesitado, pero no son sentimientos los que descubren tu pobreza, sino la experiencia de búsqueda de felicidad y eternidad, y eso sólo lo encuentras y te lo puede dar Dios.

Por eso, el ansia de felicidad y eternidad que todos buscamos nos enseña nuestra pobreza y limitaciones y nos pone en relación directa con nuestro Creador y Padre Dios.


No se trata de perdonar cuando la ocasión lo permite sino siempre que haya ocasión porque el perdonado acepta el perdón. Porque cuando es rechazado no hay nada que hacer, y tampoco debemos exigir, pues el perdón se da libre y se acepta libremente.

Jesús nos invita a perdonar siempre, y toda clase de culpa, pues los diez mil talentos de la parábola representa la máxima culpa, y los cien denarios no perdonados, la mínima culpa.  Ahora, no debemos perder de vista que por nuestra naturaleza, nosotros no podemos perdonar tanto. Necesitamos la Gracia de Dios.

Por eso, Señor, imploramos tu Gracia y la fuerza del Espíritu Santo para poder tener la capacidad de perdonar como Tú, Señor, nos perdona a nosotros.

jueves, 14 de agosto de 2014



Hay muchas situaciones que nos violentan y nos provocan a enfrentamientos y amenazas. Es entonces cuando se necesita perdonar, y eso supone poner por delante a la persona por encima de todas las cosas y todo interés. En el esfuerzo de controlarse y llenarse de paz nace el amor.

Porque el amor no es un sentimiento, ni un afecto, ni siquiera una emoción. El amor es un compromiso que nace de descubrirnos hijos de Dios, amados hasta el extremo de dar la vida por nosotros y hermanados en su Amor como hijos adoptivos en Xto. Jesús.

Sólo la capacidad de perdonar nos sostendrá en el amor del Señor, y sólo en Él podremos alcanzar la Gracia de amar.

martes, 12 de agosto de 2014



El perdón esconde y también descubre la medida de tu amor. Porque sólo ama quién es capaz de perdonar, sobre todo aquello que más le duele y le exige.

Desde ahí, abajarse a servir es la exigencia libre más grande y hermosa a la que podemos aspirar, pues se trata de hacer vida en nuestras vidas la Palabra de Dios.

Y pronto, por la Gracia del Espíritu de Dios, empiezas a descubrir que sirviendo estás amando, y amando perdonas incluso a aquellos que devuelven mal por bien. Y experimentas que tu vida irradia paz y felicidad.

lunes, 11 de agosto de 2014



Nuestra naturaleza está inclinada a aspirar a lo más grande. Y lo más grande en este mundo son honores, altos cargos, poder, riquezas, privilegios y ser considerado el mejor. Esto es por lo que los hombres se afanan, luchan y trabajan, e incluso llegan a enfrentarse, a odiarse, a luchar hasta el extremo de matarse.

Jesús propone otra cosa: "Si quieres ser el primero, busca el último lugar". El lugar del servicio, de lo pequeño, de lo simple, de la obediencia, de la sinceridad, honradez, justicia y hasta la inocencia. Mirarse en las actitudes de los niños que son limpios e inocentes y abandonados en los brazos de los padres.

Aspirar a vivir en la obediencia de la Palabra de Dios y en la seguridad de que como Buen Padre me proveerá siempre de lo mejor para mi bien.

domingo, 10 de agosto de 2014



No hay mayor esperanza que saber que la muerte no tiene la última palabra, sino que es el fin del paso de este mundo para pasar al otro. Pero todavía es mucho más esperanzador experimentar que ese paso de la muerte a la vida ya ha sido consumado por Jesús, el Hijo de Dios hecho Hombre.

Esa experiencia vivida y revelada a los hombres cambia radicalmente toda esperanza, pues la muerte se convierte en un paso, Pasión, de la muerte, valga la redundancia, a la vida. Nada hay que temer, pues esperamos y creemos que la mayor gloria del hombre es la muerte, pues es la puerta que nos abre el camino para encontrarnos con nuestro Padre Dios.

Realmente, no hay mayor Tesoro que vivir en esa esperanza, A partir de ella, los cristianos no podemos vivir más con caras tristes. Debemos tener cara de resucitados, demostrar al mundo nuestra alegría porque Jesús Vive y ha vencido a la muerte..

sábado, 9 de agosto de 2014




No está nuestra vida exenta de tempestades y huracanes. Diríamos que cada día nace una nueva tempestad y viento huracanado en el entorno de nuestra vivencia de cada día que nos hacen dudar y nos invaden de miedos e inseguridades.

Hoy, quizás ha sido el enfrentamiento con mi hijo, con el amigo de siempre, en el trabajo o en mi matrimonio... lo que ha desatado la tempestad o el viento huracanado que ha hecho zozobrar mi barca.

Pero también, cada día se acerca Jesús a mi barca a darme ánimos y a decirme que no tenga miedo. Él está pendiente de mí y me tiende su Mano para salvarme. ¿Estoy, como Pedro, dispuesto a agarrarme a Ella?

viernes, 8 de agosto de 2014

 
 
El criterio del mundo es ganar y ganar, y todo lo que no sea eso es malo. Todo aquel que no gana, pierde. Y si pierdes no eres bien considerado en este mundo mercantilista y consumista. Sólo es bueno quién produce y gana. Lo contrario te excluye y desecha.

Jesús es rechazado porque proclama todo lo contrario: Quién pierde, gana. Algo tan distante y diferente que no se comprende. Quién pierde su vida ofreciéndola por amor en bien de los demás, termina ganándola para siempre.

Es la cruz que voluntariamente aceptamos cargar: "Dar la vida por amor para aliviar la del otro".

jueves, 7 de agosto de 2014



No se trata de buscar una cruz, ni tan siquiera cargarla. Se trata de aceptar la cruz de aquellos que la desidia, el egoísmo y la indiferencia de otros les han impuesto. Se trata de no dejarlos solos y ayudarle a soportarla y aliviarles el peso.

Esa es tu cruz también. No se trata de aceptar cruces, sino de aliviar y, en la medida de lo posible, descargar las cruces de los que tienen que cargarla por la codicia y el egoísmo de otros.

Jesús cargo una Cruz muy grande por ti y por mí, y también por todos los hombres que no le reconocieron como Hijo Verdadero de Dios.

miércoles, 6 de agosto de 2014



Al anochecer y en el silencio de la noche, llegada la hora del descanso, me asaltan las vivencias vividas durante el día. Es la oscuridad y el silencio buen caldo donde afloran los sentimientos y actitudes, y donde descubres lo bien hecho y lo no tan bien.

Experimentas la debilidad de sentirte incapaz de superar muchas actitudes, que sientes sometidas por tu naturaleza caída y mal herida. Descubres que tú sólo no puedes enfrentarte a la tentación y al pecado y buscas refugio en quién te pueda ayudar.

Levantas la mirada y encuentras la mirada de Dios, y experimentas que con Él puedes continuar la lucha y atreverte a superar los obstáculos del camino.

martes, 5 de agosto de 2014



Cada vez me asombra más el observar la ceguera de este mundo. ¿Cómo es posible esperar de forma resignada e indiferente la muerte? ¿Es qué no hay una oferta mejor? ¿Cómo se puede gastar tantos esfuerzos y cuidados en cosas perecederas y que nunca llenan plenamente?

Cuesta aceptar que haya muchas personas que no se cuestionen responder a esta pregunta de vida eterna, porque hay una Persona que la ofrece por Amor y gratuitamente. Supongo, de ahí mi asombro, que lo menos que se puede hacer es buscar y conocer esa propuesta.

Porque el deseo más fuerte de toda persona es alcanzar la felicidad eterna, sólo que muchos no lo creen y, lo peor, se venden por basura.

lunes, 4 de agosto de 2014



Desde que el corazón despierta hasta que vuelve a descansar el peligro ronda nuestro ser. Incluso hasta cuando descansa está amenazado con la muerte. Muchos se han visto sorprendido en esa hora. El camino está sembrado de rosas, pero también de espinas.

Tratamos de salvarlas, pero experimentamos que solos no podemos. Nuestra naturaleza herida por el pecado es débil y frágil y los peligros la acechan en cada instante. La vida es una guerra en la que cada día se entabla una batalla.

Por eso, como Pedro, gritamos, ¡Señor, sálvanos!

domingo, 3 de agosto de 2014

 
 
No hay camino sin obstáculos, ni navegación sin tempestad. Los caminantes y los marineros saben mucho de eso, y sostienen su vida en una constante plegaria de auxilio y socorro. En el Evangelio de mañana, Jesús nos anima a que no tengamos miedo: ¡No tengan miedo!, y nos ofrece su Mano salvadora.

Muchos peregrinos, caminantes y navegantes, de la mano de María, la Madre de Dios, han desgarrado de sus gargantas ese grito esperanzado: "Señor, sálvanos", y seguro, como el buen ladrón u otros hijos de Dios, han recibido la Mano tendida de Dios que los salvas.
 
Tengamos esperanza y, junto a san Juan Pablo II, que nos alentó a vivir confiados en el Señor, vivamos la experiencia de sentirnos protegidos y de no tener miedo.

sábado, 2 de agosto de 2014

SOBRE SEÑALES Y CAMINO



Sería una faena enseñarnos el camino pero no darnos señales que nos ilumine al recorrerlo. Mateo, en el capítulo 13 de su Evangelio nos habla de parábolas que nos descubren realmente como hemos de recorrer el camino que conduce al Reino.

Nos habla del Sembrador, de las semillas y también de la cizaña. Nos habla del Tesoro escondido y de la necesidad de buscarlo. Y nos advierte de la red donde terminaremos atrapados y expuestos a ser elegidos o apartados.

Y, por último, nos habla de compartir y de comprometernos a dar de lo recibido con aquellos que han recibido menos. Será cuestión de leer más detenidamente ese capitulo 13 de Mateo.

viernes, 1 de agosto de 2014

SOBRE LA COHERENCIA



No es nada fácil ser coherente, porque tu palabra te exige cumplirla, y hay momento que se hace duro hacerlo. Sin embargo, ser coherente te dignifica y te da credibilidad y honor, y engrandece a tu palabra. Juan, llamado el Bautista, vivió así. Fue coherente con su palabra.

Y Jesús también lo hizo. Vino a dar cumplimiento a la Palabra del Padre y de acuerdo con su Voluntad así vivió y habló. No fue del agrado de los hombres, pero eso no le impidió ser fiel a la Voluntad del Padre hasta el extremo de entregar su vida por cumplirla.

Nosotros, sus seguidores, ¿estamos también en esa actitud coherente de vivir de acuerdo con su Palabra?