viernes, 20 de abril de 2018

Resultado de imagen de 6, 52-59, por Fano
La cuestión se traslada hoy a ti y a mí. Eres tú y yo quienes debemos de responder a esta solicitud que Jesús nos hace. Se nos ofrece como alimento espiritual que nos fortalece y nos sostiene dándonos su Gracia para que vivamos en su presencia y perseveremos en su amor. Porque, solos nos será imposible.

Vivimos en un mundo que sabe y conoce nuestras debilidades. Sabe de nuestra naturaleza humana y de nuestra fragilidad.  Se aprovecha de las heridas de nuestra naturaleza enferma, tocada por el pecado y nos tienta y seduce. Un mundo que nos presenta la felicidad enmascarada en nuestras apetencias.

El mundo se te ofrece para abastecerte de esa felicidad que buscas. Te llena de alimentos en abundancia y te endulza la vida con caramelos revestidos de lujuria, avaricia, soberbia, avaricia, poder…etc., que no sólo terminan de saciarte, sino que te enferman y te exigen más y más, hasta el punto que te esclavizan. Pronto, donde creías que encontrabas la felicidad encuentras la esclavitud. Y descubres que sólo Dios te sacia plenamente.

jueves, 19 de abril de 2018

Resultado de imagen de Jn 6,44-51
El hombre, quiera o no, sólo tiene una alternativa, buscar la felicidad. Y en ese esfuerzo busca todo aquello que le satisface, que le llena y que, aunque temporalmente, le hace feliz. Pero, ocurre que nada le llena plenamente, y cuanto más busca más se esclaviza porque no descansa. Quiere más y más.

Vive desesperado y corriendo, detrás del elixir que le dé esa felicidad que le satisfaga plenamente y le dé descanso y paz. Y no la encuentra, sino todo lo contrario, se desesperar más y se experimenta cada día más esclavo. En ese momento tiene dos opciones.

Una, se resigna y se acomoda y vive desorientado, sin sentido y tratando de agarrarse a satisfacciones y placeres mundanos hasta que le llegue el fin de sus días aquí abajo. O se decide a buscar a Dios, donde realmente está esa felicidad que busca y que le llena plenamente. Sólo Él es el Pan que da plenamente la Vida y el gozo Eterno.

miércoles, 18 de abril de 2018


Resultado de imagen de Jn 6, 35-40, por Fano
Parece de sentido común que lo razonable es buscar, no la inmediatez, sino lo que permanece y es bueno. Lo que a la larga te va a servir de gozo y felicidad. Con esas miras la gente trabaja y se esfuerza para conseguir un futuro mejor. Eso es la opción más inteligente y, por supuesto, la mejor.

Sin embargo, en la cabeza de toda persona vive el deseo, no sólo alcanzar la felicidad, sino de mantenerla eternamente. Es una alianza y pacto que Dios ha hecho con su pueblo –Jr 31, 31-33- y que lo ha sellado a fuego en el corazón de todos los hombres. Y esa alianza es la que persiguen y buscan todos, incluso aquellos que la ignoran y no la conocen.

Se hace necesario buscar a ese Dios que nos ha creado para volver a Él. Ese Dios que ha sellado en nuestros corazones el deseo eterno de felicidad. Porque, es realmente eso lo que nos interesa, ese Pan de Vida Eterna que Jesús, el Hijo enviado, nos revela y nos ofrece: Quien cree en Mí tendrá Vida Eterna.

martes, 17 de abril de 2018

Resultado de imagen de Jn 6,30-35, por Fano
Los hombres quieren asegurarse que alguien tiene poder con demostraciones. No les importa que alguien, que ha demostrado una seriedad intachable les diga esto o lo otro. Piden pruebas y pruebas. Y así sucede con Jesús, no se fían de su Palabra ni de lo que Jesús les dice.

Han quedado impresionados por los milagros del maná en el desierto, cuando salieron de Egipto y de la multiplicación de los panes, que ahora hizo Jesús, pero se quedan ahí. No ven más allá ni al que tienen delante. Se quedan en lo espectacular y milagroso.

¿Nos pasa a nosotros lo mismo? ¡Queremos ver a alguien resucitado? Eso lo dicen muchos al no encontrar a ningún muerto que haya resucitado. Todo sigue igual, no tenemos ninguna diferencia con aquellos que no se fiaban de la Palabra de Jesús. La cuestión es tener fe y fiarnos de Jesús. Motivos y razones hay, sobre todo su Palabra, y porque ha Resucitado.

lunes, 16 de abril de 2018

Resultado de imagen de Jn 6,22-29, por Fano
Sin embargo, en la medida que reflexionas descubre que la única respuesta a lo que realmente buscas está escondida dentro de ti, en tu corazón, y quien único puede responderte es Jesús. Porque, Él es la Fuente de la felicidad y gozo eterno que tú buscas y que bulle dentro de ti y que tú buscas desesperadamente. Él es la llama que prende tu corazón y la llena de paz y amor.

Entonces experimentas que ya no sólo te importa lo material, que como humano lo necesitas, sino que corres detrás de Aquel que te da el amor y la paz que tanto buscas y que necesitas para llenar tu vida y darle sentido. Luego, adviertes que ya no le buscas por un interés tanto material sino por una necesidad.

Ahora sabes ya que le buscar porque es la única razón y respuesta a tu existencia. Es la única opción de tu vida, es realmente esa buena Noticia que esperabas y que verdaderamente alumbra tu camino. Porque, sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

domingo, 15 de abril de 2018

Resultado de imagen de Lc 24,35-48
Los apóstoles necesitan algo más que la aparición del Señor. Quieren salir de dudas y comprobar que no es un fantasma. Jesús, sabedor de esas dudas les muestra sus Manos y Pies, y les invita a creer. Es el mismo que ha estado con ellos unos tres años. Y les pide algo de comer para que salgan de dudas, Los fantasmas no comen.

Pero, ¿no nos ocurre a nosotros lo mismo? ¿No hemos recibido pruebas y testigos de sus apariciones? ¿En la comunidad no nos hablan otros de sus experiencias de Cristo Resucitado? ¿Y la madre Iglesia no nos aporta conocimiento, testimonios de todos los que han alcanzado la santidad? ¿Por qué somos tan obstinados?

Tendremos que ser más dóciles a nuestra madre la Iglesia que nos presenta y nos da testimonio de la Palabra de Dios. Tendremos que confiar más en el testimonio de nuestros hermanos en la fe y también estar más sensibles y atentos a todo lo que nos suscita el Espíritu Santo. Porque, una cosa es realmente cierta, el Señor está Vivo y entre nosotros.

sábado, 14 de abril de 2018

Imagen relacionadaNecesitas creer en la Resurrección de Jesús, porque un Jesús muerto no soluciona nada y porque dentro de tu corazón anhelas el gozo y la felicidad eterna. Los apóstoles dudaron, después incluso de estar con Él tres años y presenciar todas sus obras, y les costó bastante darse cuenta que Jesús había Resucitado. No es un fantasma sino una Persona de carne y hueso.

Jesús, cada vez que se les apareció, trató de demostrarle que era Él, aquel a quien ellos conocían. Les enseñó sus manos y pies y comió con ellos. Su intención era demostrarle que no era un fantasma, sino el Jesús que había pasado con ellos tres años.

Y les abrió la inteligencia para que entendieran lo que les decía. Les explicó que todo lo que le había sucedido estaba escrito en las Escrituras. Todo se había cumplido en Él y lo último era su Resurrección. Era necesario e indispensable  que se dieran cuenta de su Resurrección, porque eran sus testigos y los encargados de transmitirlos al mundo. También nosotros hoy tenemos esa responsabilidad.