martes, 7 de julio de 2020

Pin on Bible verses
Muchos de los que formamos esa mies del pueblo de Dios justificamos nuestra pertenencia por la voluntad de nuestros padres, pero no porque ellos han querido libremente y voluntariamente. Sin embargo, sus y nuestros padres han querido dar lo mejor para sus hijos.

¿Qué sucede entonces? Simplemente que, nosotros cuando somos mayores seremos libres para aceptar o no. Hemos recibido el bautismo, pero somos libres para, con uso de razón, podamos aceptar o no. Por eso, hacen falta obreros para dar y explicar a esa mies las razones de nuestro Padre Dios para amarnos y salvarnos de la esclavitud del pecado.

Lo verdaderamente importante es que, quieras o no, en eso nos va la vida. La Vida Eterna, que es la que verdaderamente importa. La otra, la que todavía tenemos se gasta pronto y, si llegamos a viejo, no durará más de unos cuantos años. Nos interesa la Vida Eterna y de eso vino a hablarnos y, continúa hablando a través de los que colaboran con Él el Hijo de Dios. Por tanto, convendrá escucharle.

lunes, 6 de julio de 2020

Dibujos de Fano en color · Diócesis de Málaga : Portal de la ...
La fe te mueve y te lleva a buscar y a pedir. Aquel personaje había oído las acciones y obras milagrosas de Jesús y le buscó, aún cuando, humanamente hablando, su hija había muerto, y sus esperanzas, por tanto, habían muerto también. Sin embargo, su fe le puso en camino.

Lo mismos ocurrió con aquella mujer enferma de flujo de sangre. Su situación de mujer le hacía más que imposible llegar a Jesús y poder acercarse a Él. Sin embargo, su fe le decía de que llegado a Él y tocarle el manto podía curarle. Y esa fe se descubrió en su camino e intento de alcanzarlo.

Nada, ni los impedimentos existentes en su tiempo le impidieron seguir adelante. Su fe estaba siendo probada descubierta en sus esfuerzos por llegar a tocar el manto de Jesús. Y, tocado, su fe se había consumado. Así lo experimentó Jesús y así se lo transmitió al dejarla curada.

domingo, 5 de julio de 2020

Pin en Sagrada Escritura
Jesús no ha venido atropellando ni arrollando con fuerza humana todo lo que se le pone delante. Tampoco nos ha abrumado con dialécticas y exigencias. Todo lo contrario, su perfil y características  el mismo lo define: Manso y humilde de corazón. Jesús viene sin exigencias, propone, no impone.

Se presenta en una borriquita, muy humilde y sin estridencias. No escoge un corcel hermoso ni nada que llame la atención. Su poder no está en la fuerza sino en el servicio. Un servicio que nade de la humildad y sencillez. Su carta de presentación es la humildad y la sencillez.

Por eso, busca esas características en la gente humilde y sencilla y tira del carro con ellos, porque con los sabios y autosuficiente no puede. Solo los humildes son capaces de unirse a Jesús, para, con y desde Él, adherido a su yugo tirar para adelante y, aliviando tu vida, avanzar con tu cruz.

sábado, 4 de julio de 2020


724 mejores imágenes de Fano [Patxi Velasco] en 2020 | Dibujos ...
Experimentar que no puedes quedarte parado y que necesitas evolucionar de lo viejo a lo nuevo significa avanzar. Avanzar en la verdad y la justicia, porque no valen avances que vayan contra el bien y la verdad del hombre. Sería, por ejemplo, un gran atraso permanecer en la ley del sábado.

Lo mismo ocurre con las leyes antiguas, como la del Talión, que proclamaba la proporcionalidad en la venganza. Pero, ¿es buena solución la venganza? La evolución o el crecimiento deben ser en valores y actitudes que perfeccionen el amor de las personas mutuamente.

Un amor que se corresponda con los derechos y justicia de cada uno. Es decir, no des al otro lo que no quieres que te den a ti. Eso dejaría todo mejor, ¿no? Y eso haría que el mundo fuese mejor. Se trata, pues, de ir sacando la novedad del amor que nos enseña Jesús y ponerla en práctica.

viernes, 3 de julio de 2020

JUAN 20, 24-29 | Bendiciones de dios frases, Escrituras de la ...
Lo extraños que esos pocos – aparentemente nos parecen locos – que creyeron en Jesús fueron tan consecuentes con su fe que la vivieron como algo indivisible con su propia vida. Lo que creían, hacían hasta el punto de comprometer sus propias vidas. Y eso caló en muchos otros.

En poco tiempo, ¡es asombroso!, la Buena Noticia que ellos proponían en nombre de Jesús se extendió por casi todo el mundo de aquella época. Y a pesar de ser perseguida con penas de muerte y sacrificios horribles. ¿No es esto suficiente para, al menos, plantearse la fe?

Y, pensándolo bien, no está escrito en nuestro corazón que lo que realmente deseamos es lo que esa fe nos invita a creer. ¿Acaso no quieres tú la Vida Eterna? ¿Acaso no quieres tú la Felicidad Eterna? Luego, ¿qué pierdes por intentar indagar y ver quién es ese Jesús? ¿No tienes suficientes razones para dedicarle un tiempo,  es que realmente tienes miedo de comprometer tu vida? ¿Y si la pierdes para siempre?

jueves, 2 de julio de 2020

Estudio Biblia: MATEO 9:1-17. Sanidad del paralítico y Llamado de ...
Estamos tan ciegos que damos más valor a nuestra vida corporal que a nuestra vida espiritual o alma. Acudimos a que nos curen el cuerpo, pero, no lo hacemos con tantos deseos o urgencia cuando se trata del alma. Nos preocupa más nuestros dolores físicos que espirituales.

Estamos dispuestos y prestos a curar nuestras dolencias y parálisis corporales, pero, ¿las de nuestra alma? ¿Somos conscientes de nuestros pecados y de nuestras ofensas a nuestro Padre Dios? ¿Y nos damos cuenta de lo que estamos arriesgando y poniendo en peligro?

Y es que nos sorprende que nuestros pecados sean perdonados, porque, ni vemos ese perdón ni tampoco nos molesta mucho. Incluso, tenemos la duda de que sean perdonados. Y es que si no experimentamos la sanación y liberación de nuestras culpas, no estamos entendiendo la Misericordia de nuestro Padre Dios.

miércoles, 1 de julio de 2020

https://instagram.com/p/BkyxPQRlRmo/ (con imágenes) | Evangelio ...
El gran error del demonio es que, conociendo al Dios, le rechaza porque quiere ser como Él. Se rebela contra la Voluntad de Dios y se resiste a cumplir con ella. Por eso es arrojado al infierno donde tiene lugar el crujir y rechinar de dientes. Por eso, teme a Jesús y se atormenta con su presencia.
               
El demonio, por tanto, huye de Jesús y quiere tentarnos a nosotros para que también nosotros huyamos de Jesús. Quiere convencernos que sin Jesús podemos ser alcanzar la felicidad. Mentira tras mentira, porque, este mundo, cuyo príncipe es el demonio, es un mundo caduco y de perdición.

Tú y yo, es decir, nosotros, no tenemos que huir de Jesús. Nos sabemos amados por nuestro Padre Dios y liberados por su Hijo, el Mesías enviado, para, viviendo en su Palabra y orientados por el anuncio de la Buena Noticia de salvación, seguir su Camino, su Verdad y Vida.