miércoles, 3 de agosto de 2016



El hombre busca siempre la perfección. Puede hacerlo sin darse cuenta, pero siempre caminamos hacia arriba buscando mejorar y hacer las cosas bien. Cada vez mejor. ¿No es eso esforzarnos en ser cada día más perfectos? Otra cosa es que sepamos que nos será imposible.

Pero esa imposibilidad humana encuentra esperanza en la presencia del Señor. Él si puede hacer lo que para nosotros es imposible. Y en Él si podemos alcanzar la perfección. El Señor lo puede todo y en El está la razón de nuestra vida y nuestra muerte.

Por eso, cuando descubrimos que en el Señor podemos alcanzar la salud, toda nuestra vida cambia. Porque no hablamos de la salud temporal mientras estamos en este mundo, sino la salud eterna. Hablamos de la Vida Eterna. Él es el Camino, la Verdad y la Vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.