viernes, 6 de junio de 2014

SOBRE LA ESPERANZA



No podemos imaginar a alguien sin esperanza, porque no tener esperanza es la muerte. Quien deja de esperar pierde todo el sentido de su vida, y sin sentido no se puede vivir. Posiblemente, la mejor definición de la locura sería decir que vive sin sentido, es decir, a lo loco. Y viviendo a lo loco no se puede esperar nada. Ocurre entonces que cuando no se espera nada estamos muy cerca de la depresión y el suicidio. Diríamos que depresión es la anulación de todo deseo y aspiración. Es un camino sin esperanza.

La esperanza es el deseo de esperar a alguien o, simplemente, que suceda algo que nos llene de alegría y de gozo. En el fondo, lo que esperamos es gozo y alegría, porque es eso lo que nos hace feliz. Es la felicidad la meta a la que todo ser humano aspira irremediablemente. 

Todos queremos ser feliz, y serlo siempre. Esa es nuestra esperanza y ella es la que pone en marcha el motor de nuestra vida cada día. Importa ahora saber donde buscar esa felicidad eterna que nos mantiene esperanzados mientras recorremos el camino de esta vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.