jueves, 5 de junio de 2014

SOBRE LA UNIDAD EN EL AMOR



No hemos sido creados para andar sólo. "No es bueno que el hombre esté solo... (Gen 2, 18), y desde ese momento el hombre está llamado a caminar vinculado a una familia, a un pueblo, a una ciudad y a una nación. Y las naciones se necesitan también entre sí. 

Y de ese vinculo nace el amor, el amor que descubre que las relaciones entre los hombres sean justa, fraternas, libres, respetuosas, solidarias, comprensivas, aceptadas, tolerantes, misericordiosas... El amor hace el milagro de que los pueblos se respeten y cooperen, y que haya paz y concordia en el mundo.

Pero la fragilidad de la naturaleza humana debilita y corrompe esas relaciones, y hace falta que el hombre abra su corazón a ese Padre Dios, fuente de Amor, en el que todos los hombres convergen y se sienten unidos para superar sus divisiones y diferencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.