martes, 3 de junio de 2014

SOBRE LOS CUIDADOS Y PETICIONES DEL SEÑOR



A nadie le gusta sufrir, porque sufrir es muy malo. Todos sabemos distinguir lo malo de lo bueno y nadie prefiere lo malo. Sería algo antinatural y contrario al sentido común. Es claro que el Creador, nuestro Padre Dios nos haya creado para gozar y ser feliz, no para sufrir. Luego, ¿por qué sufrimos?

El pecado, nuestra soberbia tiene que ver con eso. Dios hizo un paraíso para el hombre, pero el hombre lo rechazó al querer ser como Dios. Y todavía hay muchos hombres que siguen queriendo ser como Dios. Eso sucede cada vez que prescindimos de Él y queremos hacer nuestro propio camino.

Por eso, Jesús, enviado por el Padre para redimirnos y salvarnos, ruega por nosotros y le pide al Padre que nos cuide y nos proteja. Nada tendríamos que temer si nos ponemos en sus Manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.