lunes, 28 de marzo de 2016



A pesar de las dificultades y obstáculos que el mundo ha puesto en el camino, la Resurrección de Jesús es un hecho, no sólo histórico, sino verdadero. Jesús Vive y está entre nosotros. El verdadero creyente lo experimenta en su vida y lo cree firmemente.

Otra cosa es que los incrédulos lo nieguen y traten de confundir con sus dudas y malas intenciones. Rechazar a Jesús siempre ha sido demagógico, y utilizado por muchos para utilizar las debilidades de los creyentes como principal razón de rechazo. 

Echar abajo el Reino de Dios siempre ha sido prioridad en muchos movimientos y asociaciones, que lo ven como un enemigo peligroso. Y es que la Verdad estorba sus intenciones y proyectos y les impiden satisfacer sus ideales, proyectos y caprichos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.