domingo, 6 de marzo de 2016






El hombre es un ser limitado. Su debilidad le acarrea muchos errores y equivocaciones. Estamos sometidos al poder del pecado, y sus tentaciones nos seducen y pueden con nosotros. En estas circunstancias necesitamos ayuda, pues de no ser así sucumbimos.

El peor error sería creernos fuertes y suficientes, capaz de bastarnos por nosotros mismos y emprender la búsqueda de la felicidad por nosotros mismos. Eso fue lo que le ocurrió al prodigo de la parábola del Padre prodigioso. Creyendo en sus propias fuerzas e ideas quedó atrapado en las redes del mundo.

Pero, lo importante no es caer, porque por nuestras propias miserias y pobreza damos por sentado que caeremos. Lo importante es levantarnos, porque contamos con la Misericordia y el Amor sin límites del Padre, que nos espera y aguarda con un Amor y Misericordia Infinita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.