miércoles, 30 de marzo de 2016



Hacemos ejercicios con la intención de sentirnos bien y alargar nuestra calidad de vida, La vida nos interroga y nos pide respuestas. Luego, la pregunta es, ¿no hay otro camino? Porque de seguir el camino que nos marcamos, sin profundizar qué nos ocurrirá al final de la vida de este mundo, terminaremos como ya sabemos. ¿Y no hay otra vida? ¿Estamos seguros?

La pregunta nos descubre que el ejercicio no sirve para mucho. Es verdad que es necesario, y aconsejamos hacerlo, pero no soluciona nuestros interrogantes. ¿No sería conveniente reflexionar más profundamente sobre lo que acontece en nuestras vidas? ¿Podemos escapar de la muerte que nos espera y que no evitamos con el ejercicio y la buena alimentación?

Quizás necesitemos pararnos, y sin dejar de hacer ejercicios, meditar más sobres nuestros deseos más profundos, porque el ejercicio sólo nos mejora estos pocos años que podamos vivir aquí, ¿pero y los demás? ¿Te resignas a pensar y creer que todo termina aquí? En mi opinión, pensar de esa forma empobrece la vida y le quita toda esperanza. Tantos sacrificios y esfuerzos tirados a la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.