viernes, 17 de febrero de 2017

Cuando el hombre quiere realizar su ideal dedica todo su esfuerzo en conseguirlo. No elude ningún sacrificio que le acerque a ese ideal y todo lo da por bueno. Observamos eso en aquellos deportistas que hipotecan su vida por alcanzar una medalla olímpica.

Sin embargo, lo importante que todo lo que se puede conseguir en este mundo es caduco. No tendrá mucho valor alcanzar muchos premios o tener grandes éxitos. Pues, todo tiene sus días contados. Sin embargo, es loable ver el empeño y todo el esfuerzo y sacrificio que ponen por alcanzarlo.

Jesús propone, no algo mejor, sino lo mejor. Lo que todos los hombres buscan y desean alcanzar. Pero para ello nos dice: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.