sábado, 18 de febrero de 2017

Por eso, quizás hacía falta un parón y un estímulo de esperanza. Hacía falta un luz que encendiera el ánimo de aquellos hombres y animara su esperanza y sus fuerzas. La Transfiguración viene a ser esa llama que aviva nuestra fe y enciende nuestro corazón.

Es un anticipo de lo que va a suceder y la esperanza que nos puede ayudar a soportar con esperanza todos esos momentos de desaliento, de confusión y de pesimismo. No entendemos, pero hemos visto al Señor transfigurado, es decir, Resucitado, porque con Él estaban Moisés y Elías.

Pase lo que pase, a pesar de no entender nada, tengo la esperanza viva y puesta en El. Porque es el Señor y nos ha anticipado su Divinidad y su Resurrección. La Transfiguración es la confirmación de lo que va a suceder y el cumplimiento de la promesa de su Resurrección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.