jueves, 23 de febrero de 2017

Y necesitamos hacer el esfuerzo de tenerlo en cuenta, porque eso puede ayudarnos. Los sentimientos están ahí, dentro de nosotros, y no nos ayudan a acercarnos a los más pequeños y desvalidos. Necesitamos vencerlos y dominarlos con nuestra voluntad y hacer lo que nos dice el corazón.

Incluso luchando contra el sentimiento que lo repele y busca su propio ego y gozo. Amamos cuando sabemos sobreponernos a nuestros sentimientos de repulsa y comodidad y, por supuesto, con la Gracia de Dios los vencemos. Esa es la clave del amor.

El amor no es un sentimiento, ni son afectos ni caricias. El amor es un compromiso libre, voluntario y gratuito, que se hace aun no sintiéndolo, pero sí con compromiso y responsabilidad, porque entiende que hay que hacer el bien. Eso es realmente amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.