sábado, 28 de diciembre de 2013

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Hay momentos que busco mis propias satisfacciones. Es natural que así ocurra, pues la inclinación de la carne lucha contra la del espíritu. Sin embargo, entiendes que es mejor la del espíritu, pero experimentas que te cuesta mucho vencerla. Tira tu egoísmo. 

Descubres entonces tu humanidad pecadora, sometida y esclavizada. Necesitas y deseas liberarte, pero ¿dónde? Cuando pasa esto por tu mente estás pronto a descubrir que la Navidad es el anuncio de tu propia liberación: el Niño Dios nace y viene a cada casa, a cada familia para salvarnos.

Pero necesitas darte cuenta antes de esa lucha interior dentro de ti. Es el despertar a la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.