jueves, 16 de enero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Hay impulsos que pueden ser peligrosos porque no salen del corazón sino de la razón desesperada que quiere ver y entender lo que no puede ver ni entender. Quiere así, hacer su voluntad porque le cuesta mucho someter la suya a la Voluntad de Dios. La razón se mueve, busca justificarse y rebelarse.

Son momentos difíciles y peligrosos. Mejor distraerse, no pensar y seguir confiados en que el camino bueno es ese, el que marca la Cruz de nuestro Señor. Posiblemente, Dios se esconde, deja que tú decidas, y aunque no te pierde de vista, te da la libertad de elegir.

Agárrate fuertemente a Él. No busque elección porque a competir con el diablo pierdes. Agárrate al Señor y deja que el tiempo, cuando la prueba haya pasado, te devuelva la fe en el Señor. Él te alumbrará de nuevo el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.