miércoles, 8 de enero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Como sin alimento no podemos vivir, sin oración no podemos sostenernos en el Señor. Porque la oración es el vínculo que nos une y nos relaciona. Nace el amor en la perseverancia de la oración, pues sólo hablando llegamos a conocernos. ¿Cómo entonces sin hablar con Dios le conoceremos?

Jesús nos reveló que nuestro Padre Dios es un Padre de Amor, y que nos buscas y quiere entablar una relación con nosotros. Para eso le envió a Él, para revelarnos que nos quiere con locura, y en su Hijo nos quiere rescatar para siempre. 

Es difícil entender esto, pero Él nos da prueba de ello. Y la más grande es su Hijo Jesús.

Orar es llegar al convencimiento de que mi Padre Dios me busca y quiere entablar una relación amorosa y de salvación eterna conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.