martes, 18 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Todo en la vida se concreta en responder, responder a nuestro compromiso de buen hijo, de buen alumno, de buen hermano, de buen compañero, amigo, profesional, esposo, padre, abuelo... de Bautismo.

 Y eso aderezado y bañado de amor, de un amor gratuito y sin condiciones es lo que Jesús nos ha venido a decir de parte de su Padre. Dios quiere que seamos sus buenos hijos, y que nuestro amor se concrete en esa actitud de vida. San José es modelo de buen hombre, creyente y fiel a su compromiso de hijo, de profesional, de esposo, padre y de obediencia a la Voluntad de Dios. 

La Cuaresma es una buena ocasión para descubrir qué espera Dios de nosotros, y reforzar nuestro deseo de llevarlo a la práctica. Pidamos al buen Dios «por intercesión del Esposo de María», como diremos en la colecta de la misa, que avancemos en nuestro camino de conversión imitando a San José en la aceptación de la voluntad de Dios y en el ejercicio de la caridad con el prójimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.