sábado, 22 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo cuidando nuestro cuerpo y buscando vivir una vida mejor y feliz. Todo lo que hacemos está enfocado a mejorar en bienestar y salud. Tanto, que la felicidad la apoyamos en eso, en vivir bien. Sin embargo, la experiencia nos dice que envejecemos y nos deterioramos. Es posible que lo podamos alargar, pero sabemos que terminaremos sucumbiendo.

Nuestra agua nos quita la sed, pero no nos la calma definitivamente. Hoy Jesús nos dice que si le conociéramos bien, Él nos daría un agua que se convertirá en fuente de agua que brota para vida eterna. Y es que esa vida eterna es la que todos buscamos. ¿Qué nos ocurre? ¿Es qué no le creemos? Quizás podamos aprender de esa mujer samaritana que si creyó en Jesús.

Porque a la respuesta de la samaritana sobre la venida del Mesías, Jesús le dice: «Yo soy, el que te está hablando» (Jn 4,5-42) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.