domingo, 9 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Queremos entender muchas cosas, y también nos empeñamos en razonar y entender el misterio de Dios. Incluso queremos dialogarlo y discutirlo con el mismo demonio. Y caemos en la trampa, porque él, el demonio, busca nuestro diálogo y entablar conversación con cada uno de nosotros. Así lo hizo con Eva y al escucharle quedó confundida y le asaltó la duda y desobedeció a Dios.

Puede ocurrirnos que nosotros queramos también dejar al Señor a un lado y entablar conversación con el diablo. Quizás pensemos que podemos razonar y ganarle. Nos convencerá porque es más listo que nosotros. Nuestra única defensa es la Palabra de Dios. Ella nos protege y nos defiende y nos salva de caer en las garras del demonio.

El mundo, reino del demonio, nos tienta con su poder, sus riquezas y sus apetencias, más no le devolvamos la palabra. Nuestro Reino es la Palabra de Dios, la que perdura, nos llena de paz y nos salva eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.