sábado, 8 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR


Hay muchos momentos que merecen ser guardados en el corazón y tratar de recordarlos. Son esos momentos que nos producen gozo y paz porque se apoyan en entrega y disponibilidad libre y gratuita. Nunca se perderán y siempre nos darán gozo y felicidad. Sin embargo, a otras veces ocurre lo contrario, hay momentos duros y difíciles de soportar y de los que se quiere olvidar.

Tanto unos como los otros son necesarios. Los unos porque mantienen nuestras esperanzas y nos impulsan a seguir la marcha, y los otros porque nos fortalecen y nos descubren pequeños y limitados y nos previenen a buscar la fuerzas que necesitamos para poder vencernos y salir adelante.

Sin los primeros no encontraríamos razones para seguir adelante, pero sin los segundos no hallaríamos el Tesoro de la vida de la Gracia que necesitamos para sostenernos y agarrarnos al Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.