sábado, 28 de junio de 2014

SOBRE LA LUZ



No es fácil alumbrar, pues dar luz exige ser luz, pues no se puede dar lo que no se tiene. Y para alumbrar hay que, primero, tener luz, y, segundo, estar en disponibilidad de darla. Por lo tanto, claro es que alumbrar con la Luz de Cristo exige primero conocer esa Luz.

Y ningún mejor lugar que en la Iglesia buscar para encontrarla, pues el Señor, en Pedro y a través de Pedro dejo el poder de transmitirla y atar o desatar todo aquello que sea de acuerdo o no con su Voluntad. Así, la Iglesia, en sus Apóstoles tiene el poder de salvar a los hombres perdonándoles en nombre del Señor.

Dar luz exige vivir alumbrado por la Luz que se desparrama y alumbra a todos aquellos que se acercan. De no vivir en la Luz te tragaran las tinieblas y tu oscuridad cegará a todo al que a ti se acerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.