martes, 1 de julio de 2014

SOBRE LOS TEMORES



El miedo es algo que siempre ha temido el hombre. Posiblemente, el miedo no existe realmente sino que habita y se fábrica dentro del hombre. Sin embargo, el hombre no puede negar el miedo que siente perder la vida, lo que no ocurre con el quitársela a otro. La diferencia entre ambas actitudes es el amor o el desamor.

La muerte la produce el desamor. Cuando el hombre se sitúa en el extremo opuesto al amor, el miedo se apodera de su corazón y es capaz de matar. Incluso, mata su propia vida. Todo consiste en que pierde la esperanza eterna de vivir y se agarra a la esperanza muerta del mundo.

Porque sólo en la bondad del Padre Dios está la verdadera esperanza de vida eterna. Y cuando te encuentras con Él pierdes todo temor a perderla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.