jueves, 23 de octubre de 2014



Si quieres reorientarte tendrás que pararte. Es decir, buscar espacios de silencios que te ayuden a ver con más claridad el camino de tu vida. Sólo desde el silencio y la reflexión sincera desde el corazón, podrás ver el disparate o acierto de tu vida y, modificar o continuar, el camino del mismo.

Es bueno hacer un alto, descansar y ver si las coordenadas de lo que buscas van por buen camino. Luego, preguntarte qué es lo que buscas. Porque si buscar éxito y fama mundana vas mal encaminado, pues eso, alcanzado o no alcanzado, desaparecerá tal y como ha aparecido.

Mejor buscar aquello que permanece guardado en el corazón, da gozo y es eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.