miércoles, 19 de noviembre de 2014



La nostalgia está siempre presente en el corazón del hombre. "Adiós mi patria querida"... es parte de la letra de una canción que cantó Juanito Valderrama, y que hizo muy popular. Era la época de la emigración española y la patria era algo que se llevaba dentro.

Y, por mucho que se diga y cambien los tiempos, los sentimientos del lugar donde hemos nacidos siempre afloran y traen al primer plano de nuestra vida los recuerdos más entrañables. Jesús, viendo todo lo iba a sufrir Jerusalén, lloró por ella al no responder a su llamada.

Seamos nosotros conscientes de la llamada del Señor y reconozca que vive entre nosotros y nos ha prometido volver de nuevo. Vivamos con esa esperanza este tiempo de adviento próximo a comenzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.