domingo, 4 de enero de 2015



En muchos momentos de tu vida has querido cambiar. Sé de algunos jóvenes que se han hecho el propósito de cambiar a mejor, de enderezar su vida. Quizás ese propósito sea una llamada como la de Felipe, o la invitación de un amigo como a Natanael.

Tú, igual que yo, hemos sentido en nuestras vidas llamadas a dejar ese camino que no parece bueno y que amenaza con perdernos. Por qué no pensar que es el Espíritu Santo que nos invita a conocer a Jesús. 

Sabemos que el Señor nos espera, y que lo hace con un amor sin condiciones. Sólo falta ahora nuestra respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.