domingo, 25 de enero de 2015

Muchas veces experimento que pienso hacer una cosa y sale otra. O que quiero esto y sale lo otro. O que espero tardar poco y me entretengo mucho. Hay muchos momentos en la vida de las personas que ocurren cosas extrañas. Extrañas en el sentido que hacemos lo contrario, u otra cosa que no es lo que queríamos hacer.

Creo firmemente que el Espíritu Santo actúa. Actúa cuando tú te abres a su acción y tus sentimientos van cargados de buenas intenciones. Experimentas satisfacción a pesar de haber gastado demasiado tiempo o hacer lo contrario de lo que deseabas.

Sin embargo, cuando lo empleas en hacer mal, te sientes mirado y deseas desaparecer, es decir, que el tiempo lo esconda. Tu conciencia no está de acuerdo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.