martes, 3 de febrero de 2015

Notas que cuando hablas en tu pueblo, tus palabras no son aceptadas como cuando hablas en tierra extraña. Dices lo mismo, pero no es escuchado de la misma forma y con la misma actitud. Y aunque sea pura verdad lo que dices, depende en donde lo digas será aceptado o no.

Es difícil, pues, sea aceptado en tu propia tierra. Quizás seas escuchado cuando tus palabras se hayan ido, pero mientras estés presente tendrás resistencias en ser escuchado.

Mejor ir a otra parte, y luego que sean tus palabras las que te traigan a tu lugar de origen. Entonces, cuando faltes, posiblemente serás tenido en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.