miércoles, 11 de marzo de 2015



El colmo sería acusar a Dios de que nos perjudica, porque Dios, creador de todo lo visible e invisible, ha creado el mundo para salvarlo. Por eso nos ha dado libertad y voluntad y un corazón bueno, que el mismo hombre se ha encargado de herirlo por el pecado.

Se hace difícil comprender como el hombre se aleja de Dios. Sólo el pecado, soberbia y egoísmo, que el hombre deja entrar en su corazón, lo corrompe y lo enfrenta a Dios.

Es incomprensible ver que el mismo hombre se destruye cuando encerrado en sí mismo es indiferente a las necesidades del otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.