lunes, 6 de abril de 2015



Me siento confundido, pues a veces experimento que me busco y uso el Evangelio para mi satisfacción y  sentirme útil y admirado. Bien sabe el Señor que esa no es la intención que anida en mi corazón, aunque no descartó que mis debilidades y egoísmos me arrastren sin darme cuenta.

Por eso pido al Señor que me dé la capacidad de ver que camino debo tomar, pues si eso me perjudica y me aleja de Ti Señor, estoy dispuesto a quitarlo de mi camino.

Dame, pues, Señor, la luz de ver lo que debo hacer según tu Voluntad, porque quiero que mis pasos sean los Tuyos, y no hagan nada según tu Voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.