miércoles, 8 de abril de 2015



Siempre estaremos confusos, sorprendidos y asombrados, porque la grandeza del Señor nos sobrepasa. Somos sus criaturas y no somos dignos de mirarle a la cara.

Tampoco merecemos nada y todo lo recibido es por su Gracia y Misericordia. Esto no se puede entender, que siendo sus criaturas se ha rebajado el Creador para igualarse a lo creado.

¿Cómo queremos comprenderle y creerle? Solo entendemos que todo nos viene dado por Él. Así, Señor, te pedimos que nos des y aumentes la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.