viernes, 8 de mayo de 2015



Si te paras un poco concluyes que tu vida vale poco si no está injertada en Jesús, porque sólo Él ha Resucitado, y sólo Él te puede Resucitar.

Quizás te cueste creerlo, pero nadie te lo podrá demostrar. Pero tampoco te podrán decir lo contrario. Dependerá de ti y de tu fe.


Si no la tienes la puedes pedir al Padre Dios en Nombre de Jesús. Él nos ha dicho que lo que pidamos en su Nombre nos será concedido. ¿Y quién más que Él está interesado en salvarnos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.