miércoles, 12 de agosto de 2015



Hay muchos momentos de tu vida que por casualidad te has librado de pasar un mal momento, o de poner tu vida en peligro. También, a veces, no te salen las cosas como quieres, pero al final adviertes que has sido mejor lo acontecido.

Intuyes que algo maneja los acontecimientos de tu vida. Piensas en la casualidad, el destino o la suerte, pero nada de eso. Dios vigila tus pasos e interviene cuando lo cree necesario, y siempre mirando nuestro bien aunque pensemos alguna vez que no es así.

Nunca le entenderemos, porque los planes de Dios no son los nuestros y están por encima de nosotros. Sería absurdo y disparatado creer en un Dios que podamos entender. Si Él nos ha creado, ¿cómo vamos a entenderle? Nos basta con saber, porque nos lo ha demostrado, que nos ama y busca nuestra salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.