sábado, 31 de octubre de 2015



Sin darte cuenta descubres que la vida no dura mucho. Al principio te parece que es larga, pero conforme pasan los años descubres que se te escapa pronto. Y los años vividos no te dan felicidad. Son recuerdos muertos que te gustarían vivir de nuevo.

Pero el reloj no da marcha atrás. La vida no vuelve, ni los buenos ni malos momentos. Manda el presente, y eso es lo que verdaderamente importa. Pronto descubres que vas irremisiblemente al precipicio y que sólo te salva un milagro.

Y, por mucho que busques, sólo hay un camino, el de la fe en Jesús, quien te ha tendido su Mano y te ofrece la salvación eterna. El camino es el amor, fuente de vida eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.