lunes, 16 de noviembre de 2015




En la vida necesitas caminar para salir al encuentro de aquel que te espera y quiere ofrecerte, por amor, la salvación. Si no respondes a su llamada, no conseguirás encontrarte con Él, y menos conseguir lo que quiere darte, la salvación eterna.

Necesitas, y necesitamos todos, ponerte en camino. Y eso significa abrir tu corazón y, en el Espíritu Santo, esforzarte por perdonar, no odiar, darte generosamente, abrirte al servicio a los demás y amar.

Pero, sobre todo, vivir encarnado en la Palabra de Dios e injertado en su Espíritu. Para eso necesitas escucharle, comer su Cuerpo, pedirle perdón y estar en relación con Él todos los días, es decir, orar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.