sábado, 5 de diciembre de 2015




El encuentro con Jesús renueva toda tu vida, y te llena de esperanza, porque en Él, y en la medida de tu fe, puedes conseguir todo lo que te propongas. Es verdad que, conocido Jesús, tu corazón sólo anhela amar y servir por amor.

Y en esa actitud buscas transmitirlo e imitarlo. Transmitirlo porque toda búsqueda de felicidad empieza y se eterniza en Él, y porque en, por y con Él todos nuestras esperanzas son colmadas.

Pero, como a los ciegos, todo dependerá de la medida de tu fe. Si tienes fe podrás mover montañas, nos ha dicho Jesús. Pidamos entonces esa fe que nos dé el poder de darlo a conocer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.