miércoles, 6 de enero de 2016




Es posible que te sea difícil verlo así, pero en lo más profundo de tu corazón reina y prima esa idea, y el rey es tu egoísmo. Tu vida, desde el instante que despierta, consiste en dar cumplimiento a tu voluntad, y tu voluntad está sometida a tus pensamientos.

Y tus pensamientos descansan en tus apetencias y egoísmos. No adviertes que eres esclavos y, encima, te crees libre. Pero tu vida, si eres capaz de elevarte y verla a cierta distancia, descubres que persigue sostenerse en la juventud, la belleza, la riqueza y la esbeltez, caminos falsos que conducen sólo a la muerte.

Y si no eres capaz de distinguir la Luz, la Luz Verdadera que alumbra el Camino, la Verdad y la Vida, pasarás el tiempo de tu vida con más pena que gloria, y su resultado será la muerte. Una muerte que has comprado con el gran Tesoro de la Vida Eterna dejándola escapar y desperdiciándola. Es para pensárselo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.