lunes, 15 de febrero de 2016



El hombre no está quieto. Busca con esfuerzo y trabajo la felicidad, porque quiere ser feliz. Pero ocurre que, muchos, se confunden y buscan en lugares y cosas equivocadas. Se obstinan en buscar en este mundo.

Es contradictorio desear la felicidad, pero no levantar la cabeza y mirar por encima de este mundo, porque todo lo que encontramos en él es caduco. Y en lo caduco no puede estar la felicidad eterna.

Si experimentamos que estamos llamados a ser felices, no debemos cansarnos de buscar. Pero será muy importante moverse bien y buscar donde se oyen voces de promesas de eternidad. Porque hay quién nos lo ha prometido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.