martes, 23 de febrero de 2016



Las Palabras de Jesús en el Evangelio de hoy son actuales. Parece que fueron dichas para cada momento de la vida de los hombres. No, porque haya muchos corruptos, el mundo es corrupto. Ni tampoco porque haya jueces que no cumplen con su deber, la justicia es corrupta.

Pero, si conviene, que se viva y se haga lo que dicen, pero sin imitarles ni hacer lo que ellos hacen. Ahí está la clave, no seguir el ejemplo de tantos corruptos que delinquen y arrastran a otros a delinquir. Mantenerse firmes en la verdad.

Al final la verdad prevalecerá y toda la mentira y corrupción saldrá a la luz. No porque logren esconderse van a quedar ocultos. Todo saldrá a la luz y la verdad sé sabrá. Así que en vano mienten, porque sus mentiras serán descubiertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.