viernes, 8 de julio de 2016



El Mensaje del Señor incluye acompañamiento. Jesús nos promete que será el Espíritu de Dios quien hablará por y en nosotros. Y nos asiste y auxilia, porque va con nosotros. Esa es nuestra confianza y nuestra esperanza. Los peligros y dificultades son insalvables para nosotros, pero con el Espíritu Santo somos más fuertes y vencemos.

El mundo busca la felicidad en el consumir, en el tener y en el poder y las riquezas. Tiene valor aquel que tiene bienes, poder y dinero. Pero en la medida que la busca experimenta que no la encuentra. Llega a marearse y hasta cansarse. Y cansado de buscar se rinde y queda entregado a un mundo caduco y sin sentido.

Por el contrario, la felicidad que propone Jesús está apoyada en el Amor del Padre, que nos ama y nos promete felicidad y gozo eterno si creemos en Él y vivimos en su Palabra y Voluntad. Y el camino es el que nos marca Jesús, Camino, Verdad y Vida. Siguiéndole encontraremos esa ansiada felicidad que buscamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.