sábado, 29 de octubre de 2016

Con frecuencia en la vida nos ocurre que miramos más alto que lo que podemos o debemos, y luego tenemos que bajarnos y ponernos a la altura que nos corresponde. Siempre será bueno ser humilde y quedarte, a pesar de estar más bajo, en un lugar más seguro según tu categoría.

Será mejor y más agradable que te inviten a estar más cómodo y subir algo tu situación acomodándote mejor, que tenerte que invitar a ocupar otro lugar más atrás. Es esa la observación que Jesús hace a aquellos fariseos que llegaban y ocupaban los primeros puestos.

La moraleja está bien clara. Conviene ir por la vida de forma humilde y modesta antes de presumir y mirar más alto que los demás. Porque quienes se humillan serán enaltecidos, y los que se enaltecen serán humillados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.