martes, 4 de octubre de 2016



Lo importante en la vida no es tanto el hacer sino el ser. Se trata de vivir y de prestar atención y escucha a la vida. El trabajo en exceso nos puede distraer y no advertir la presencia del otro. Piénsese en el matrimonio, la familia y los amigos. Piénsese en el grupo, la comunidad y el pueblo o ciudad.

El activismo conviene, pero de forma más moderada y controlada. Se hace necesario saber el límite de nuestro activismo y lo que realmente nos conviene. Y, conseguido eso, aflojar, porque hay otros espacios vitales que necesitan ser atendidos y vividos.

Ese fue el planteamiento de Jesús respecto a Marta, la hermana de María. Si no escuchas y reflexiónas la Palabra de Dios, el camino se enturbia, se hace espeso y oscuro y nos perderemos. Es prioritario escuchar al que sabe del Camino, pues es Él precisamente el Camino, la Verdad y la Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.