domingo, 2 de octubre de 2016



No se comprende que desperdiciemos nuestra vida en cosas caducas que no nos dan lo que más ansiamos, la plena felicidad. Buscar sin rumbo y sin garantías es tirar nuestra vida y nuestro tesoro por la ventana. Hay un camino que nos conduce a la meta de nuestra mayor aspiración, pero hay que descubrirlo y seguirlo.

Ocurre que abrimos nuestros ojos para las cosas que nos deslumbran, pero con una luz perecedera que no perdura y que pronto nos vuelve a la oscuridad. Estamos necesitados de otra luz. Una Luz que nos alumbre el verdadero camino y nos llene de plena satisfacción.

Buscar esa Luz es seguir el verdadero camino y nuestro primer deber. Es a lo que estamos llamados y lo que realmente debemos hacer. No dejemos que nada ni nadie nos aparte de ese camino de verdad y de vida, y sigamos los pasos de esa Luz que nos alumbra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.