lunes, 23 de enero de 2017

Hoy, en el Evangelio, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían de Jesús que estaba poseído por Beelzebul y que expulsaba demonios en su nombre. Algo que no guarda ningún sentido, pues es absurdo que Satanás se expulse a sí mismo. Dividirse es morir.

Sucede que cuando no se encuentran razones para justificar sus infundadas murmuraciones se dicen disparates como ese. Jesús les molestas y buscas desesperadamente algo que le pueda perjudicar y desenmascarar. Pero la verdad no se puede desmentir y menos desenmascarar, Porque la verdad es simplemente verdad.

Jesús es el Hijo de Dios, y tiene poder para expulsar demonios. Es más, los demonios le temen y huyen. Todos los pecados les son perdonados a los hombres, menos uno, el pecado contra el Espíritu Santo,. Porque cuando nos cerramos a Él no le dejamos entrar ni perdonarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.