martes, 14 de febrero de 2017

El camino de la vida no es fácil. Ya venimos al mundo con dolor y sufrimiento. Para muchos es el principio y fin, porque no llegar a descubrir y ver la luz del sol. Elegir la vida es sin duda nuestro objetivo, pero a veces lo pasamos mal, porque vivir la verdadera vida es vivir en la verdad, en la solidaridad, en la justicia, la paz y el amor.

Y eso no siempre es fácil. A veces, no sólo cuesta, sino que da quebraderos de cabeza y hasta pone en peligro la misma vida. Pero, siempre te llenará de gozo y alegría. Incluso en los peores momentos, porque experimentas esperanza y que lo que parece el final, la muerte, no lo es. Sorprendentemente es el principio de la Verdadera Vida.

Y, descubierto el camino, nadie se vuelve atrás, porque entiendes que la vida que te ofrece el mundo es una falsa, un engaño y un camino caduco y de muerte. Sí, de entrada seduce y se disfraza de bueno, pronto empiezas a descubrir que te lleva al precipicio y a la muerte. Y, avisado, vuelves al verdadero camino que lleva a la Verdadera Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.