martes, 21 de enero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

No es tan fácil amar, porque el amor exige gratuidad. Y la gratuidad no consiste solamente en hacer las cosas gratis si no que exige hacerlas, no para sentirte tú bien sino por verdadero amor, tal como las hizo Jesús con nosotros por envío de su Padre.

Dios nos ama sin ningún interés. Es más, su Hijo Jesús ha muerto en la Cruz por amarnos. Esa es la forma con la que nosotros tenemos que amar también. Desde que tu amor y el mío tengan la intención de lograr que nos sintamos bien, la hemos fastidiado. Nuestro amor no es puro.

Sin embargo, no debemos preocuparnos sino darnos cuenta que por nosotros no podremos amar como hizo Jesús, y sólo con, en y por Él podremos conseguirlo. Descubrimos que le necesitamos.

Padre nuestro, enséñanos a amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.