jueves, 30 de enero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

No es cuestión de angustiarse, pues ningún padre quiere ni le gusta angustiar a su hijo. ¿Cómo nuestro Padre Dios va a querer entonces angustiarnos? No, se trata de dar todo de lo que eres capaz, y eso no es fácil, quizás más difícil de lo que parece, pues exige escuchar, dejar tu voluntad y aceptar la Voluntad del Padre.

Por experiencia sabemos lo ardua que es hacer la voluntad de otro cuando incluso creemos que es la nuestra la mejor elección. En esos momentos tan difíciles son los que Dios requiere nuestra docilidad y confianza. Quizás esté tu misión más cerca de ti que lo que tú piensas.

Hazme Señor dócil a tu Palabra y fiel a tu Voluntad para gustar siempre del bien y gozar de tu consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.