sábado, 4 de enero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Se hace el silencio, se cierra la boca y la lengua duerme, pero despierta la mente, y piensa. Es la noche el momento preferido por el pensamiento, y sale serenamente a dar su paseo. Pronto toma conciencia que sólo no puede pensar, pues se pierde en la oscuridad de la misma noche y no encuentra el camino. Teme perderse.

Es entonces cuando descubre que no va solo y su corazón se llena de gozo y esperanza. La calma vuelve a inundarlo y se rodea de paz y serenidad. Ha aprendido una lección.

Cuando trato de ser yo mismo sin contar con los demás, descubro que mente se nubla y pierde el rumbo de su camino, más cuando me abandono en Ti, Señor, la luz renace de nuevo en mi vida y sé por donde camino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.