sábado, 8 de febrero de 2014

LA NOCHE: UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

La noche necesita luz, pues en la oscuridad el movimiento se hace arriesgado y traicionero. La luz lo descubre y despeja el camino. Decir luz es decir verdad, porque a la luz todo se ve y queda descubierto. Por eso hay muchos que quieren moverse y hacer las cosas ocultas bajo la oscuridad que lo encubre. Son los hijos de la mentira y la perdición.

Pero tu luz es pobre, limitada y sin carga para alumbrar el recorrido del camino. Necesitas una fuente inagotable que te dé luz y esperanza de llegar a la meta final. Una Luz eterna, inagotable, cargada de rayos de amor que alumbre todo el trayecto de tu vida.

No camines por la oscuridad ni te empeñes en llevar tu propia luz. Tú, camina, pero déjate alumbrar por la Luz que siempre te ha alumbrado y quiere seguir alumbrándote toda la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.