miércoles, 12 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

No siempre es la noche el momento de los pensamientos, pero sí siempre la noche es la ocasión para tenerlos presentes. Pues cuando el alma se dispone a descansar fluyen en su interior todas las vivencias del día y los momentos más duros y fuertes. Las huellas del camino diurno, medio día y atardecer dejan sus efectos en los sueños y silencio del oscurecer.

La noche es una buena ocasión de poner todo al descubierto y en Manos de Dios para con Él examinarlo y decidir que caminos tomar. Su Sabiduría nos alumbrará a elegir la mejor ruta, y también nos ayudará a descansar en su confianza y providencia. En su paz nuestros sueños y descansos serán tranquilos y plácidos.

Porque no hay otro lugar donde se pueda descansar mejor que abandonado en las Manos de nuestro Padre Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.