sábado, 15 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR



Si entiendes que todo tu camino exige la perfección, comprenderás que cada paso exige su propio esfuerzo, pues el conjunto de todos tus pasos sumarán en ese sentido y tu meta será alcanzar la perfección. Por eso, siempre necesitas exigirte y nunca relajarte ni creer que ya has llegado.

Podrías rendirte cuando estás cerca ya de la meta, porque el Maligno acecha el momento que tus pasos pierdan el ritmo bueno y verdadero y perderlo todo. No pierdas la verdadera esperanza y visión de que Jesús está contigo siempre.

Se ha quedado para que no te ocurra eso, por eso visítalo con toda la frecuencia que puedas y tómalo como alimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.