domingo, 16 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

No trates de razonarlo ni tampoco de buscar razones que te lo puedan explicar. Simplemente experiméntalo y déjate invadir por ese sentimiento de gozo y paz que entra en tu corazón cuando eres capaz de perdonar, de ser justo, compasivo y misericordioso. Encuentras la paz cuando has amado en esa línea, porque lo otro no es amor sino propio egoísmo.

E intuirás que al perdonar, ser compasivo, no condenar, ser justo y misericordioso, tú también recibirás justicia, compasión, serás perdonado, compadecido y tendrán misericordia contigo. Comprenderás que es mejor vivir así que aplicar la justicia de dar según recibas.

Porque sólo el que no juzga ni condena, perdona y da, será absuelto, perdonado y recibirá con la misma medida que él ha medido en su propia vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.